VACUIDAD Y CUERPO FÍSICO



Todo el espacio es vacío. El espacio está en todas partes. La materia forma parte de ese espacio Vacuidad. El universo es espacio vacío, lleno de luz.

La forma física del ser humano se expresa en unidad con toda la vida. Lo interior y lo exterior están conectados. El cuerpo humano interior y exterior viven fusionados en la unidad de la Consciencia que, como vamos describiendo, está en todo y lo es todo.

Cuando el amor incondicional estalla en el corazón espiritual, vivimos el amor que nos hace a todos libres.

Cuando sientes que todo tu cuerpo físico es energía, lo vives en todas las células vibrando en lo que pudiéramos llamar una hoguera de luz y calor. Esa luz energía inunda y se expresa en la silenciosa mente física, que fácilmente se abre a nuestra Identidad profunda Consciente, dimensión de la mente muy receptiva a fluir en sintonía con la espiritualidad Consciente, manifestándose la unidad mente-cuerpo.

Experiencias meditativas en las que desaparecen las anteriores carencias afectivas de la dualidad egoica. Pues al disolverse el falso personaje egoico, sintonizamos establemente con nuestro Ser Real o Identidad profunda Consciente, descubriendo una personalidad real lúcida y gozosa.

Tengo que agradecer esta enseñanza que recibo en el Centro de Meditación Karma Samten Ling, que se va plasmando en mí cada vez más y más. Manifiesto mi mayor gratitud por lo que vivo, aspirando a que sea una realidad cada vez más estable a fin de reconocerme, en esta Era Maitreya, en un estado de conciencia totalmente despierto colectivo, en esta humanidad.