Ego = Apego

 

I

El mortecino áureo color del deseo-apego a una vida de rosas,
contrasta con la viveza de las desapegadas tonalidades deliciosas
de quienes disfrutan en la danza impermanente de las cosas,
sin aferrarse a las quimeras búsquedas gozosas
de felicidad en pequeñas y grandes pasiones azarosas,
que no pueden vivirse sin las ignorantes espinas escabrosas.
 

II

El dormido ser humano incapaz de mirar a la potencia
del desnudo ojo del poder de la Verdad de la Existencia,
vive y yace en escenas sórdidas de dolor, odio e intolerancia.
Es una visión que en el ser despierto despliega la compasiva mente
orante pidiendo que la ceguera de un linaje humano inconsciente
de paso al nuevo y verdadero linaje humano consciente.

III

Surge en la meditación vipassana la experiencia-vivencia
de vivir la vacuidad en cualquier forma de apariencia,
sin necesidad de ir más allá de nuestra diaria convivencia
lo vacuo se vive en la misma aparente emergencia.
La visión lúcida es la energía de correcta frecuencia
que disuelve la solidez egoica en la unidad de la diferencia.