DESCIENDES, INVADES…

  

Como miel caliente deslizándose,
 lentamente, desciendes,
 cambiando lo burdo
 en vibración expansiva;
 lo denso en gaseoso,
 lo duro en traspasado amor,
 lo plano en voluminoso,
 espacioso universo de estrellas cercanas
 que brillan, que laten,
 que se expanden,
 que respiran gozando
 en el  oleaje delicioso del aire,
convertido en palpitación de amor.

Universo delicado y  magnífico
 de estar vivo, aquí y ahora
 sintiendo, respirando, alerta,
 gozando del gozo calmo,
 colmado de dicha
 que es brisa dulce,
 que es fuego amoroso.

 Aquí y  ahora en el latido,
 en el silencio, en el vacío,
 en la colmada plenitud del ahora.