MAÑANA, LUEGO, DESPUÉS

 
Mañana, luego, después,
el próximo momento, el día
 con sus horas contadas,
 el mes próximo, el verano y el otoño,
 espacios donde crear historias,
 ordenar escenas, inventar afanes,
 crear edificios de obligaciones y necesidades,
 donde cansarse por vivirse.

Navegando mares procelosos,
 venciendo difíciles dificultades,
 oponiéndose a enemigos y competidores,
 todos inventados, en el sueño de soñar despierto.
Afanosa vida de preocupaciones,
 danzando la danza del futuro
porvenir de quimeras y sueños.

Bonita vida del desventurado,
olvidado del latido real
 del aquí y ahora
 donde la vida verdadera mora,
 para los que no esperan,
 ni ansían lo que creen que no tienen.