EGO I 


El más menos, el más más
de lo más, el más en lo grande,
en lo diminuto, una y otra vez,
siempre renovado, siempre.

Adelgazándose como un haz
de luz pura, el más sutil y delicado.
Fortaleciéndose en las grandes gestas
el más generoso  y valiente.

Escuálido esqueleto desprovisto de todo,
 el más dadivoso y ascético.
 Con la vara de los milímetros,
midiendo altura, profundidad
de todo y todos, calculando, sumando,
restando y multiplicando, para salir
victorioso o el más  humillado.

Oculto siempre atisbando
cualquier sombra o indicio
para hurtarlo y llevarlo
a tus fauces insaciables.
Para alimentar tu fortaleza
camaleónica, sin sangre
sin huesos, sólo sombra
de nuestro engaño.