PASOS DE METAL

 
Pasos de metal quiebran
 el silencio de la noche,
voces duras, ruido,
 dolor y risas…

Observas el espacio exterior
e interior de los pensamientos.
Como un goteo caen,
una a una las viejas gotas
que hace mucho tiempo
 creaste   ahora,
crecen  y florecen solas,
 como una planta abandonada.

Pasos de metal quieren
quebrar la vida nueva,
romper con sus golpes
de dudas y temores
 el brillo del diamante.

Pero solo desordenan la estancia
 apagan algunas luces
se llevan, por un rato,
el aire de la alegría.

No obstante, tienen que salir,
la verdad es una claridad tal,
que las vuelve pequeñas.
 Huyen rápidas por la ventana
hacia el camino del temor y la esperanza.
 Dentro, el corazón,
es la estancia dichosa de la presencia.