RETRATO DE LA NIÑA QUE POSA

 

I

Retazos, segmentos…..
Confluyen en esta composición
Paisaje que creí
Una foto pura.

 

II

Foto de la niña triste que posa
Con su falda de pliegues,
El pelo cayéndole fino
Como cortina de lluvia clara.

Mira la hierba áspera,
Las flores duras, para su piel
Recién florida.

Lejos la casa que no es hogar
El cielo azul, azul
Huye hacia su inmensidad
Alto, profundo.

Mece la ropa en el alambre
El viento de mayo
Blancas, perfumadas ondean
Las prendas, ocultando,
Mostrando, como bambalinas
Incesantes, el mismo paisaje.

Oler la ropa, sentir su caricia
Tibia del sol,
Como un regazo cálido.

¿Es real la imagen así acuñada?
Quizá, en el molde de los sueños,
De las evocaciones selectivas,
Ocupa el lugar de la infancia vivida.
¿Cuántos recuerdos olvidaste
que no se adecúan a ella?.

Lo que hoy es real es el dolor
Que evoca pero con él
Guardabas tus tesoros
Como en una cueva
Aislándote del mundo,
Asordinando los ruidos dolorosos
De la vida, huyendo de la libertad,
Del miedo al vacío
A la soledad del basto mundo.