CHENREZY EN LUZ


  I

El vacío permitió
que la plenitud más radiante
fuese tu ser desprendido,
tendido hacia todos.

Tu rostro resplandeciente
que, a veces, vemos
en nuestro propio corazón.

II

De luz resplandeciente, tu sonrisa
abierta al amor ligero del desapego.
Chenrezy, brillas en el azul
entre rayos multicolores.

Lejos, muy lejos llegas;
allí donde los corazones
lloran su dolor de odio, envidia, avaricia
cansancio estéril …

Allí donde los oscuro anida
allí llega tu silenciosa voz
aire ligero del mantram
“om mani padme hung”.

Rayo fresco de luz alegre,
toque imperceptible, mano
de luz que cura las heridas.

Chenrezy, brillas en el azul
espejo radiante donde se mira
mi corazón acelerado.