SOMBRA DEL SER

 

Sombra de hombre doblada como un gabán,
banco a la espera, no llega, no llega…
De la otra acera luces que se proyectan,
respiraciones,
mundos dentro de mundos, lejos o ¿tal vez cerca…?
Las sombras cuentan el tiempo mientras sombrean.

Luces o luceros, aire que vive y renace,
apenas un suspiro entre la existencia y su cadáver.

Felicidad persigues y logras no ser feliz
por aferrarte a una sombra ¿o a un lucero…?
Los luceros miden el tiempo mientras destellan.

Mano que atrapa un volcán de estrellas
agujero negro, sin tiempo
o con tiempo para contar
el tiempo en que negrean.

Así yacen los agujeros negros,
doblados como un gabán oscuro
que destella como un lucero
justo al otro lado del vacío todo lleno.