POEMAS XI

 

EL VUELO DEL ÁGUILA

Majestuosa despliegas tus alas surcando los espacios infinitos.
Tu profunda visión se alarga hacia lejanos horizontes.
Fluyes en las corrientes de aire cambiante.
Tu reino se extiende sin límites fronterizos.
En escarpadas regiones anidas en libertad.
Símbolo universal del vuelo del espíritu.
Dominas el cielo planeando a favor del fluir constante.
Sin poseer nada abrazas toda la existencia.
Cabalgas bajo el azul celeste los días de sol radiante.
Descansas serena en la copa del altivo árbol.
Reinas en el claro del bosque  con natural maestría.
Planeas sin rumbo fijo, segura de tu ruta.
Confías que la vida te provea con sus apreciados dones.
Poderosa, te diriges hacia tu objetivo sin dudar de tu conquista.
Más allá de lo visible, te alejas de la visión común.
En tu presencia un profundo silencio embarga el ambiente.
Tu mágica figura, en todas las edades ha embelesado a los humanos.
Mis ojos de niño te observaron asombrado en la foz agreste y salvaje.
Soñé con tu vuelo, en los años tristes y nostálgicos.
Quiero unirme a ti en vuelos insondables de magia y alegría.
Amante de la tierra y maestra del aire.
Águila imperial.