POEMAS VI


LAGO YAMAGUCHI

Mirando el lago de agua transparente:
la sombra alargada de los sauces llorones,
las redes doradas tejidas por el sol en las olas,
los arco iris que surgen pintados al instante.
Un viaje interno, suave, profundo, maravilloso,
surcando las aguas del espacio silencioso. 


RECUERDOS DE LA NIÑEZ


Sonriendo alegremente en medio del valle encantado
en un espacio abierto y libre del Romanzado.
Un cielo azul brillante entre montañas acogedoras,
el simple y nostálgico Jardín del Edén
del niño que sentía la dicha permanente.



DESHIELO DEL EGO


Asistiendo sorprendido a la soleada visión del lago helado
La placa cristalina se deshacía ante mis ojos.
La Consciencia liberaba a la superficie una nueva capa
hasta ese momento increíblemente imperceptible;
brotaba el agradecimiento en un corazón aturdido y gozoso.



SIN CONTROL

Perdido el control en la noche oscura,
una potencia invisible, íntima, profunda,
tambaleó las raíces del árbol egoico.
El cuerpo acurrucado, asustado, sacudido, zarandeado;
los poros de su piel rezuman hacia el espacio liberador;
todo un cuerpo artificial se muestra ante el empuje del fondo
natural.



SUEÑO

Soñando alegrías una noche de enero.
Caminando, corriendo incansables por un largo sendero natural.
El amigo me guiaba seguro por el trayecto que dominaba.
Una blanca montaña apareció a nuestra vista
subíamos sin esfuerzo sus escalones de mármol blanco
resplandeciente.