COMO EN LA LLAMA

                                                                                               
                                                                                                                                         
   Ir a concurso de cuentos
                                                                                                                                       índice cuentos
                                                                                                                                 Menú Inicio



Como en la llama, dulcísimo baile
Desde la rosa asciende entremezclada
Tu luz y su luz, en un fuego
De pétalos latentes que
Delicada y apasionadamente
Sube y sube, ascua abrasada.

Mira sus alas y no las despliega
Porque es la bastedad del espacio
Su ser vacío lo habita todo.
La oscuridad, el dolor, el miedo
Son palabras huecas
De un idioma olvidado
Desde su basto corazón
La luz inunda el mundo.
Desde lo profundo de los días
En las moradas oscuras
De la indefensión y el abandono,
Desde esta recóndita tierra
Él te ofrece sus lágrimas,
A través de los pasadizos
De la razón y sus trampas
Niño malherido que el basto
Corazón abraza y sana.

Después de años de viaje
Un día, una llave misteriosa,
Una mano segura que gira el mundo
Te ha llevado, por fin
A tu casa, a tu hondo y basto corazón.

Firmado: Rapunzel